Los avances en el mundo de la medicina estética son nuestros mejores aliados para combatir el envejecimiento de la piel. Así como otros problemas a los que tenemos que enfrentarnos en nuestro día a día. Uno de los últimos sistemas en llegar ha sido la radiofrecuencia, un tratamiento totalmente consolidado en los principales centros de belleza del mundo.

En la entrada de hoy vamos a hablar de la radiofrecuencia. Veremos en qué consiste y todo lo que puedes conseguir gracias a ella.

 

¿Qué es la radiofrecuencia?

Se trata de una técnica que proviene de la medicina general y que es muy efectiva para acabar con las arrugas y mejorar el estado de la piel. También ha demostrado ser un excelente remedio para combatir la celulitis. Y favorece la circulación, previniendo la acumulación de líquidos en el cuerpo que está en el origen de la hinchazón.

 

¿Cómo funciona?

Este método se basa en aplicar ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel. Que son capaces de penetrar en las distintas capas de la dermis para mejorar la producción de colágeno y ayudar a disolver la grasa. Al tiempo que favorece el drenaje linfático y la eliminación de toxinas.

 

¿Qué ventajas tiene la radiofrecuencia?

La radiofrecuencia es un tratamiento no invasivo que no produce ningún tipo de dolor en los pacientes. En el peor de los casos, sentirás una ligera quemazón o hipersensibilidad en la zona tratada durante la sesión. Y puede aplicarse con efectivos resultados tanto en la cara como en el resto del cuerpo. Los resultados serán cada vez más evidentes con el paso del tiempo.

Tu piel recuperará el brillo y la luminosidad de la juventud, volviéndose más elástica gracias al aumento de colágeno. Las arrugas desaparecerán hasta volverse casi imperceptibles. Y reduce en gran medida la flacidez en el mentón, uno de los principales culpables de que nuestro rostro se vea envejecido.

También es un método que proporciona un gran rendimiento para acabar con la grasa que se acumula en las partes más complicadas del cuerpo, como las piernas o las caderas. Por lo que nos ayudará a remodelar la figura y recuperar la firmeza perdida. Además de ser especialmente eficaz para acabar con la celulitis.

 

¿Tiene contraindicaciones?

Las sesiones de radiofrecuencia no son recomendables en pacientes que tienen ciertos problemas de salud. Como por ejemplo diabetes, epilepsia, enfermedades del sistema inmune o cardiovasculares. Tampoco es aconsejable en personas con infección en la piel o mujeres embarazadas.

 

¿Es eficaz la radiofrecuencia?

En la actualidad, la radiofrecuencia es uno de los tratamientos más efectivos que existen en los centros de estética. Tanto para nuestro rostro como el resto del cuerpo, gracias al efecto rejuvenecedor que proporciona la bioestimulación. Si tienes alguna duda al respecto, no seas tímid@ y ponte en contacto con nosotros. ¡Estaremos encantandos de atenderte!

 

Fuente Imagen